Drogadictos

River 2 - Independiente de Santa Fe 1
River Campeón de la Recopa Sudamericana


River 2 - Independiente de Santa Fe 1<br>River Campeón de la Recopa Sudamericana 25-08-2016



Eran las 3 de la tarde y no daba más. 
Hace cuánto no sentíamos esta ansiedad? 
Esas ganas de que llegue el partido. 
Revolviendo la casa, buscando algo que hacer. 
Plam, prendés la tele, no se habla de otra cosa que no sea de River. 
Salgo a la calle, plam, lleno de camisetas del millo. 
 
El tiempo no pasa. 
Simplemente no pasa. 
Mirás la app y los minutos están clavados ahí. 
Inmunes a tu desesperación. 
 
No pienso moverme, forro. Te dice el reloj en la cara para hundirte más en tu ansiedad. 
 
Ni hablar de las diez millones de cábalas. 
Este libro inerte estaba ahí cuando salimos campeones de la Libertadores? 
El rayo de luz entraba así? O la persiana estaba más baja? 
Las medias, cuáles eran? 
Ese vaso estaba lleno hasta la mitad, recuerdo. 
 
Puta madre, no? 
Tantas cosas que hay que tener en cuenta. 
Es un laburo. 
Y cada una de ellas influye en el resultado, por supuesto. 
 
Y pobre de aquel que altere el orden energético de la casa. 
Qué hacés, pelotudo!? Dejá ese llavero ahí! NO VES QUE HOY ES LA FINAL!? 
 
Esto de hoy ni siquiera me había pasado el jueves pasado. 
Pasa que este, el de hoy, era La Final
Este era el que valía
 
Como que nos mal acostumbramos un poquito, no? 
Después de ganar la Libertadores y la Suruga se puso todo medio raro. 
La preocupación era el Mundial de Clubes (que aún tengo una espina de no haber llegado con el mejor equipo). 
Eso y nada más.
Y se notó en la cancha y en las tribunas.
Nos fuimos a la B y llenamos todas las canchas.
Ganamos la Libertadores y de repente en algunos partidos ya no iban todos.
El Mundial de Clubes era lo único que importaba.
 
Nos malacostumbramos.
Dejar a boquita afuera dos veces en 6 meses también nos malacostumbró.
 
Necesitamos emociones violentas.
Emociones hijas de remil puta.
Esas que parece que te van a matar pero al final festejás.
 
Trapito atajando un penal al minuto.
Que nos tiren gas.
Dios! Que abandonaron! (nunca olvidar)
También depender de que un equipo mexicano le gane a uno peruano, con suplentes, 5 a 4 para pasar a octavos.
Ni hablar de que a ese mismo equipo mexicano le ganamos la final.
 
O sea, dale, déjame de joder.
Todas esas cosas hicieron mecha.
Y queremos más.
Queremos vivir esta locura de las horas previas.
A vivir estas finales.
A pensar las jugadas.
Revivir esos momentos una y otra vez.
Aunque todavía no haya pasado.
Si hace un gol tal.
Si hace el gol el otro.
El Pipa esto, el Pity aquello.
No dormir.
Despertarte sabiendo que hoy juega el más grande.
 
Porque no vale salir campeón fácil.
Te tienen que meter un gol y quedar ahí del empate.
Te gusta sufrir hasta el último minuto.
Cada pelotita perdida.
Cada tiro libre que sabés que va a caer en el área.
Le errará Mina?
Habrá algún reputo rebote?
 
Nos gustan las emociones fuertes.
Nos gustan.
Somos adictos.
 
No hay nada más que hablar.
River es Campeón, señores!
Y nosotros drogadictos.
Drogadictos de River Plate.
 
Salud BICAMPEÓN!
 



Millo! Si te gustan las notas y querés ayudarme a mantener este sitio online ahora podés!
No hay mínimo! Tu ayuda sería de gran, gran valor para mí.
Hacelo aprentando el botón acá abajo

No se te cobrará nada, te lleva a PayPal donde podés elegir el monto que quieras donar.